Una bañera de hidromasaje para relajarse

Una de las principales ventajas del spa es que ayuda mucho a aliviar los músculos doloridos y reducir el nivel de estrés con potentes chorros y agua caliente. Pero sabemos que un baño caliente es bueno para varias opciones.

El spa y nuestro corazón

El calor juega un papel importante en el alivio de los músculos doloridos. Pasar unos minutos en el spa puede reducir drásticamente el dolor muscular, ya que tu cuerpo comenzará a calentarse inmediatamente al entrar en un spa. Aumenta la temperatura interna que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo, lo que calienta el cuerpo y dilata los vasos sanguíneos, esto disminuye la presión arterial y mejora el flujo sanguíneo a las zonas musculares donde es más necesario.

Ayuda a la relajación y al sueño

Los spas son perfectos para ayudarte a dormir. El agua caliente relaja los músculos y alivia el estrés. Muchas personas también utilizan el spa para dormir. Tienes que aumentar la temperatura de tu cuerpo para poder dormir más rápido y una de las mejores maneras de aumentar la temperatura interna de tu cuerpo es dejar que se sumerja en una bañera de hidromasaje durante unos 20 minutos. Así que tienes que sumergirte en una bañera de hidromasaje durante unas dos horas antes de acostarte para poder disfrutar de tu sueño.

Hidroterapia del spa

Un spa bien diseñado ofrece una bañera hidromasaje relajante y estimulante. El agua caliente combinada con diversos elementos de masaje en forma de chorros en un spa puede ayudar a reducir el nivel de estrés y a vaciar la mente. La hidroterapia es conocida por ayudar a conseguir una buena noche de sueño, restaurar la fuerza, mantener las articulaciones en movimiento, aumentar la flexibilidad y aliviar el dolor artrítico. Los spas permiten recuperarse rápidamente de las heridas facilitando la eliminación del ácido láctico y mejorando la circulación sanguínea. Los chorros en el spa pueden centrarse en zonas musculares específicas para aliviar los nudos en los músculos.

La presión del agua de los chorros en el spa ayuda a reducir el estrés y a relajar los músculos, las burbujas de aire y los chorros que proporcionan un masaje terapéutico.